Neumáticos radiales vs convencionales

CONVENCIONALES

Es una construcción monobloque, con una carcasa compuesta por múltiples lonas cruzadas unas por encima de las otras.

El número de capas dependerá del tamaño del neumático y de la carga que tiene que soportar. El número y grueso de las capas es el mismo en la banda de rodadura que en las bandas laterales, ya que cima y  flancos no están diferenciados.

Al ser la banda de rodamiento solidaria con los flancos, el rozamiento que se produce entre las capas que hay entre goma y goma, tiene como resultado que la goma se caliente, aumentando la temperatura del neumático, y con el tiempo, perjudica al neumático, reduciendo su vida útil.

RADIALES

El neumático radial es aquel cuya carcasa esta constituida por telas dispuestas perpendicularmente respecto de la línea central de la banda de rodamiento.

Además posee un cinturón circunferencial para dar propiedades de estabilidad.

El flanco del neumático y la banda de rodamiento trabajan de manera independiente uno de otro, por lo que no interfieren entre ellos.  

Los flancos están construidos por una sola lona, por ende, las flexiones no son transmitidas a la banda de rodamiento, logrando de esta forma, una pisada más uniforme.

Este tipo de construcción permite que el neumático sea más suave que el convencional lo que le permite tener mayor confort, manejabilidad, adherencia a la superficie de rodamiento, tracción, agarre, menor generación de calor y lo más importante contribuye a la reducción del consumo de combustible.